17 jul. 2011

Masaje a un fisio en la piscina... (para C.M.)

Tumbado bocabajo junto a mi en la toalla te imagino.
Beso tus pies, planta y empeine, y mis pulgares bailan en ellos buscando tu relax.
Suben mis manos por tus gemelos y muslos notando la suave dureza de tu carne.
En las nalgas cubiertas me detengo, las presiono y anhelo el calor que desprenden.
Entro en tu espalda, cada mano alineada a un lado de tu espina, nunca sobre ella.
Amaso varias veces hasta el omóplato, y mis labios y mi lengua envidian el camino de mis manos por lo que deciden hacer uno propio sobre las leves cimas de tu columna.
En los hombros dudo.
Tú has aprendido a tratar dolencias con tus manos, las mías solo intentan relajar y temo parecer inútil y ridículo.
Amaso, fricciono, estiro, incido en los pliegues y las hendiduras.
Acaricio tu nuca y llego a tu oído, donde tan solo sé decirte...

Empieza a llover. Desapareces. Una pequeña lágrima se une con el húmedo suelo mientras recojo mis cosas.

5 comentarios:

  1. Un relato muy poetico que describe la tristeza de una ruptura. Me ha encantado. Perdona si escribo mal, el castellano no es mi primer idioma.

    ResponderEliminar
  2. Más que de una ruptura, de un amor platónico, amor no correspondido...

    ResponderEliminar
  3. Yo veo el anhelo del cuerpo, no de la persona. ¿Está basado en alguna experiencia personal?

    ResponderEliminar
  4. Está basado en experiencia personal, sí. de hecho, fue un mensaje de texto enviado al chico al que siempre amaré mientras estaba en la piscina, y aunque sé que expresa más anhelo de un cuerpo, el sentimiento real queda silenciado en los puntos suspensivos. Las claves, la distancia y el sentimiento de inutilidad al intentar hacer algo que es la profesión del otro

    ResponderEliminar
  5. Y por qué no hacer la segunda parte? explicando esa parte que iría en los puntos suspensivos; la parte hermosa, transcendental. Esa parte que exprese algo más que el anhelo de la carne? Y aunque se base en una experiencia personal... por qué no poner un final feliz? seguro que no quedaría mal.

    ResponderEliminar